lunes, 6 de julio de 2009

Voto nulo se convirtió en la tercera fuerza en la capital

En la ciudad de Puebla, donde se concentran el 29.1 por ciento de los ciudadanos que integran la lista nominal del IFE, de esta entidad, el voto nulo se convirtió en la tercera fuerza electoral, superando en algunos distritos hasta por cuatro y 13 puntos porcentuales al PRD, Nueva Alianza, PSD, Verde Ecologista y a la alianza PT-Convergencia.

Las encuestas de salida de la empresa Opina Consultoría Estrategia, manejadas hasta el cierre de la edición de éste diario, hacían referencia a que los sufragios cancelados solamente fueron rebasados por el PRI y PAN. No obstante, se tiene calculado que en los cuatro distritos de la capital por cada 100 votos fueron anulados entre siete y 11.

domingo, 5 de julio de 2009

El voto nulo se instala como la tercera fuerza política en el estado

Por vez primera en los últimos siete comicios electorales, el voto nulo superó la votación de la mayoría de los partidos políticos (excepto PAN y PRI) y se convirtió en la tercera fuerza política del estado: la media estatal, de acuerdo con los resultados preliminares del CISO-BUAP fue de 6.7%, mientras que el promedio histórico fue de 3.18%.

El máximo nivel alcanzado por el voto nulo en Puebla fue de 4.74%, en 1991. Y para las elecciones de 2006 había bajado a 2.7%.

Incluso, tal como lo muestra la gráfica siguiente, el voto nulo había registrado un movimiento descendente hasta antes de la jornada de ayer domingo.

El 6.7% promedio estatal del voto nulo superó incluso la votación obtenida por los partidos minoritarios (PRD, PVEM, PT, Convergencia, PSD, PANAL), lo que pondría en riesgo su registro.

Incluso, en los resultados por distrito, el porcentaje de voto nulo rebasó las expectativas de sus promotores (que calculaban, en el mejor de los casos, 8 puntos porcentuales), como ocurrió en el 6 de Puebla (10.4%), 11 (10%) y 12 de Puebla (11.3%), además del 15 de Tehuacán (9.9%).

Los menores niveles de voto nulo se registraron en el distrito 8, Chalchicomula de Sesma (3.4%); y en el 14, Izúcar de Matamoros (3.5%).

sábado, 4 de julio de 2009

Prima el voto nulo y blanco

En las última elecciones

Los resultados de la elección de parlamentarios andinos serían producto del desinterés y desconocimiento

Los resultados de las elecciones de parlamentarios andinos que registra el Consejo Nacional Electoral (CNE) son producto del rechazo, desconocimiento y la falta de interés de la ciudadanía por los comicios del pasado 14 de junio.

La refundación - Sergio Aguayo Quezada

Los partidos aparentan normalidad, pero están inquietos por la irrupción ciudadana en su mullida exigencia. ¿Modificarán su indiferencia y aceptarán una refundación que reduzca sus privilegios?

Pactan anulistas impulsar candidaturas independientes y acortar gastos a partidos

ÁLVARO DELGADO
MÉXICO, D.F., 30 de junio (apro).- En medio de la precariedad y la improvisación, contrarrestadas con creatividad y entusiasmo, organizaciones y personajes de la diversidad social, política y regional de México se encontraron hoy en esta ciudad para celebrar la Primera Asamblea Nacional del Voto Nulo y tratar de dar cauce a un movimiento cuyo principal reto es sobrevivir a las elecciones del 5 de julio.

CONVOCAN A ASAMBLEA NACIONAL POR VOTO NULO

ALDO MEZA
Noticias MVS
martes, 30 junio 2009
El Movimiento Ciudadano para la Anulación del Voto rechazó que la convocatoria a esa práctica busque destruir el andamiaje
institucional, por el contrario, busca centrar la atención en lo que
falta por hacer y mejorar, según lo aseguró la politóloga y
periodista, Denise Dresser.


Al iniciar la Asamblea Nacional por el Voto Nulo, las agrupaciones
promotoras buscan mantener esta campaña de forma permanente para exigir la reelección de legisladores, las candidaturas ciudadanas, el plebiscito, revocación del mandato y reducción de presupuesto a partidos.

viernes, 3 de julio de 2009

Aumenta la cifra de votantes que se reservan su preferencia

Carlos Ordóñez
El Universal
Miércoles 01 de julio de 2009
Se amplía el número de los que anularán su sufragio
En cuatro días se llevarán a cabo las elecciones intermedias para elegir diputados federales y según la serie de encuestas que Berumen y Asociados elaboró para EL UNIVERSAL, el principal cambio en el último mes fue el crecimiento de aquellos posibles electores que no declararon cómo votarían este 5 de julio.

jueves, 2 de julio de 2009

Diputados “fantasma”

Juan Arvizu Arrioja y Andrea Merlos
El Universal
Miércoles 01 de julio de 2009
Cobraron puntualmente sus sueldos y gozaron de las prestaciones que les otorga la Cámara; sin embargo, olvidaron algo: subir a la tribuna a debatir

Abstensionismo vs voto nulo





miércoles, 1 de julio de 2009

Denise Dresser - Contestar la carta

Cada semestre, como requisito del curso, les pido a mis alumnos que le escriban una carta a su diputado. Puede ser una carta solicitando información, o manifestando una queja, o haciendo algún comentario sobre su desempeño. Año tras año, esos jóvenes estudiantes han escrito ya cientos de cartas a la persona por la cual votaron y la cual -en teoría- los representa. Han intentando hacer lo mismo que hacen millones de personas más en democracias que funcionan razonablemente bien: exigir la rendición de cuentas a quienes, políticamente hablando, son sus empleados. Han buscado crear un contexto de exigencia para que el sistema político opere como debería y en su nombre. Pero los resultados del ejercicio revelan lo que está mal con la democracia incompleta en México. Lo que no funciona y urge remodelar. Porque después de tantas cartas, después de tantos semestres, sólo siete diputados han respondido.

domingo, 21 de junio de 2009

Votar o no votar

Interesante programa con CARMEN ARISTEGUI
4 partes

http://www.youtube.com/watch?v=kKKqOcS9GYg&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=Dy6oWjyVxnQ&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=04XeB_mTIqk&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=vO7xC76GleQ&feature=related

martes, 16 de junio de 2009

Anular es Votar: Denise Dresser

content="Microsoft Word 10">

Anular es votar; Por Denise Dresser.


Copyright © Grupo Reforma Servicio Informativo; Fecha de publicación: 15 Jun. 09


Anular es votar. Es participar. Es ir a la urna y depositar una boleta para expresar el descontento con un sistema democrático mal armado, que funciona muy bien para los partidos pero muy mal para los ciudadanos. Hemos construido una democracia parcial en la cual existe la capacidad de votar pero no de sancionar. Es como si usted -lector o lectora- contratara a un empleado, le pagara el sueldo durante los próximos tres años, y no pudiera despedirlo o castigarlo si su desempeño es malo, o atenta contra el bienestar de la empresa. Eso es, en efecto, lo que hemos venido haciendo: votando por personas a las cuales nunca volvemos a ver, cuyo comportamiento en el Congreso desconocemos, cuyo incentivo para representarnos es nulo porque al final de su periodo saltarán a otro puesto. Porque no hay reelección pero sí hay trampolín; porque nos han otorgado la capacidad para llevar a alguien al poder, pero no contamos con instrumentos para asegurar que lo ejerza en nuestro nombre. La anulación no busca acabar con la democracia sino aumentar su calidad y su representatividad. La anulación no intenta dinamitar el sistema de partidos sino mejorar su funcionamiento.

Anular es votar. Es contribuir. Es ir a la urna y votar por "Esperanza Marchita" o por cualquier candidato independiente, usando el único instrumento con el cual contamos. El único mecanismo -imperfecto, difuso, chato- que nuestra democracia trunca ofrece hoy en día. Porque llevamos años pidiendo que los partidos democraticen el sistema, sin que lo hayan hecho. Porque llevamos años exigiendo que combatan la corrupción, sin que hayan mostrado la menor disposición a ello. Porque llevamos periodo legislativo tras periodo legislativo de bancadas que congelan iniciativas prometidas durante la campaña y archivadas cuando llegan al poder. Porque queremos ayudar desde afuera a los que están intentando reformar desde adentro; a aquellos que enfrentan cotidianamente la resistencia de partidos autistas que defienden intereses enquistados.

Y esa inercia no se puede combatir -ya lo hemos visto- con lo que algunos proponen como solución. No basta con formar otro partido, si acaba corrompiéndose para sobrevivir. No basta con cabildear a los legisladores, si su futuro no depende de escuchar a los ciudadanos sino de disciplinarse ante su líder parlamentario o algún poder fáctico. No basta con organizar otro foro -como los tantos que hubo en torno a la reforma del Estado- para fomentar la discusión si ese foro va a terminar siendo ignorado. El problema fundamental del sistema político es la ausencia de mecanismos que le den a la ciudadanía peso y voz. Los incentivos del sistema político están mal alineados: los legisladores no necesitan escuchar a la ciudadanía ni atender sus reclamos, porque la longevidad política no depende del buen desempeño en el puesto. Entonces, la anulación no busca destruir el andamiaje institucional sino centrar la atención en sus imperfecciones y en lo que falta por hacer y mejorar.

Anular es votar. Es tratar de componer lo que está descompuesto. Es usar esta oportunidad para cambiar un sistema que privilegia la rotación partidista por encima de la representación ciudadana. Es usar esta oportunidad para rediseñar las reglas y no sólo votar para darle un par de curules más al PRD o al PAN. La anulación no entraña dejar en manos de otros la decisión, sino crear las condiciones para que los ciudadanos verdaderamente cuenten. La anulación no entraña fortalecer el "voto duro", sino crear condiciones para que se vea reemplazado por el voto ciudadano. Para que el acarreo corporativo vaya perdiendo peso conforme aumente la participación de personas que creen en las instituciones en vez de desconfiar de ellas. Para que en lugar de cortejar a Elba Esther Gordillo o a Valdemar Gutiérrez, los partidos se vean obligados a cortejar a personas como usted.

Anular es votar. Es contribuir. Es diagnosticar problemas con la intención de proponer soluciones. Es apelar a los partidos para que comprendan la crisis de representación que han creado y busquen maneras de afrontarla. Y aunque el movimiento impulsado entre tantos mexicanos reúne diversos reclamos, parece haber consenso en torno a algunos ejes. La necesidad de darle a los ciudadanos una forma de castigar o premiar a sus representantes. El imperativo de las candidaturas ciudadanas independientes. La reducción del financiamiento público a los partidos. La posibilidad de incorporar figuras de participación directa como el plebiscito y el referéndum. La propuesta de atar el voto nulo a la cantidad de recursos que se destina a los partidos.

Todo ello con la intención de fortalecer la democracia y asegurar su representatividad. Todo ello con la intención de empujar a los partidos a enarbolar reformas que tanto resisten. Porque como decía Barack Obama a lo largo de su campaña presidencial: "el poder nunca concede por su propia cuenta". Y la anulación del voto es una forma de obligar a que lo haga en nuestro nombre.

viernes, 12 de junio de 2009

Ex panistas y 'pejistas', tras el voto en blanco

MÉXICO, D.F.- En decenas de blogs y páginas de internet es evidente el apoyo de integrantes del blanquiazul y simpatizantes de López Obrador a esta campaña.

El ejemplo más claro es la página votaenblanco.org.mx, que dirige Luis Manuel Pérez de Acha, quien participó en la campaña de Andrés Manuel López Obrador. (votaenblanco.org.mx)
El ejemplo más claro es la página votaenblanco.org.mx, que dirige Luis Manuel Pérez de Acha, quien participó en la campaña de Andrés Manuel López Obrador. (votaenblanco.org.mx)
MILENIO
MÉXICO, D.F.- El voto en blanco se convirtió en la estrategia de campaña de ex panistas y pejistas para la elección intermedia del próximo 5 de julio. Es una estrategia idéntica de la derecha española contra la candidatura de José Luis Rodríguez Zapatero.

jueves, 11 de junio de 2009

Chupavotos vs el voto blanco Manuel Villa, EL FINANCIERO, Lunes, 8 de junio de 2009

La propuesta del voto blanco empieza a aterrar a las partidocracias, sus candidatos inanes, espoteros descarados y hasta a las autoridades electorales. ¿Por qué tanto temor a una simple iniciativa ciudadana, a una propuesta cívica? Simplemente porque es válida. Se descalifica a los blancovotantes mediante una falacia: la propuesta es peligrosa para la democracia. Tanto los politólogos aficionados, y otros no tanto, como los políticos mafiosos, rechazan, sobre una base que resulta tramposa, descontextualizar.

El voto blanco no se está levantando en medio de la normalidad democrática, sino del abuso y el atraco a los ciudadanos. No es tan seguro que tengan razón quienes sostienen que la democratización en México cumplió la fase de transición y está en la de perfeccionamiento. Innumerables trabajos han mostrado que en México no hubo transición. Lo que sí hubo fue apertura gradual del sistema, desconcentración del poder del PRI, trasvase de votos y prácticas del priismo a otros partidos, y transformación significativa -positiva en la primera fase- de los mecanismos electorales. Luego, la democratización se detuvo, básicamente por la irresponsabilidad de Vicente Fox, por el poder de las partidocracias que se impusieron restaurando prácticas priistas, así como por la frivolidad y condescendencia de la intelectocracia.

Conviene considerar otra interpretación. La democratización en México se detuvo, se distorsionó, raptada por la clase política atracadora. Conclusión, no se puede perfeccionar lo que se deformó, lo que ya entró en estado de corrupción, una vez que su médula fue absorbida como por un chupacabras, en este caso, la escoria política chupavotos.

El temor exhibe desde ya la estulticia de la clase política. La señora María del Carmen Alanís, presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación -por lo demás de muy discutible legitimidad y autoridad, ella, y a poco también el tribunal-, pidió a los ciudadanos no desperdiciar la oportunidad de sufragar, ya que “ésta es la única (sic) forma en que pueden participar directamente en la toma de decisiones públicas”. La señora consagra el autoritarismo, no hay otra oportunidad para los ciudadanos, no hay más medios institucionales para que influyan en la vida de las instituciones, nada tienen que hacer en la vida pública que no sea votar el día de las elecciones. Con incivilidad foxista espeta a los ciudadanos, votan y se van.

El señor Jesús Ortega denuncia en tono sibilino y tremendista: “se trata de llamados ‘demagógicos y peligrosos’, ya que si se insiste en que la ciudadanía se aleje de los asuntos públicos y anule su voto, se contribuye a sustituir sistemas democráticos por sistemas autoritarios”. Confuso, el señor Ortega tergiversa, los blancovotantes sólo reivindican un derecho, descalificar a los políticos. Él debería polemizar con la señora Alanís, quien sí propone alejar a los votantes de los asuntos públicos, reduciéndolo a electores sin más recursos, y no soslayar que, si en algún lugar se ha atentado contra la democracia a favor del autoritarismo, ha sido en su partido, y si alguien personifica el autoritarismo es López Obrador (El Universal, l5/V/9, p.p.)

En el PRD el dedazo decide arbitrariamente. Encumbra a una deportista, sin asomo de experiencia en otra tarea, como candidata; solapa a una escritora cuya megalomanía y frivolidad le permite imponerse como candidata. La señora Guadalupe Loaeza, de trayectoria marcada por el plagio, quien declara en una entrevista televisiva que le tiene sin cuidado lo que ocurra en el PRD, ella hace campaña para ganar. Es decir, puede estar parada en un cochinero y, ni las malas prácticas, ni el hedor, le afectan, ella va por su diputación y punto. ¿Quién aleja a los ciudadanos de las urnas señor Ortega?

Yo no sé cómo voy a votar, lo que en nada importa, es un voto más y nada tiene de ejemplar. Lo que sí sé es que el voto blanco es una buena iniciativa. Puede expresar un hasta aquí y un hartazgo. Merece ser discutida con respeto y rigor, no asfixiada con sandeces. Y se puede mejorar, Jaime Sánchez Susarrey propone votar, añadiendo a la boleta, “¡Basta/10″! Sus diez propuestas merecen mucha atención, (ver Reforma, 6/V/09, p. 11).

e-mail: manuelvillaahotmail.com

Surge en México movimiento para anular el voto

The Associated Press

A escaso un mes de las elecciones legislativas, México es escenario de un movimiento respaldado por líderes de opinión, intelectuales y personas en general que promueve acudir a las urnas con un propósito singular: anular el voto como una forma de manifestar su descontento con la clase política.

Tras varias semanas de ver como sumaba adeptos a través de internet y artículos publicados en diarios, autoridades electorales, partidos e incluso la iglesia comenzaron a prestar atención al movimiento que ha ido en aumento y que espera influir para que haya modificaciones legales que atiendan más a los intereses ciudadanos.

Sin contar con un liderazgo único, el movimiento se ha extendido por prácticamente todo el país y ha llevado a los partidos y al Instituto Federal Electoral (IFE) a intentar contrarrestarlo con señalamientos de que no votar o anular el sufragio impide a los ciudadanos incidir en la marcha del país.

Primo del presidente Felipe Calderón Hinojosa y ex alcalde de la ciudad central de Puebla por el hoy partido oficialista Acción Nacional (PAN) al que renunció en 2004, el empresario Gabriel Hinojosa Rivero es desde hace varias semanas uno de los promotores desde la sociedad de la anulación del voto.

Después de su experiencia como alcalde (1996-1999), que dice le permitió conocer el funcionamiento interno de los partidos, Hinojosa considera hoy que los partidos y los órganos de representación como el Congreso responden más a sus intereses que a los de la gente.

"Tampoco podría decir que todos los candidatos son escoria ciudadana, pero la mayoría sí lo son", dijo a la AP el hombre que dice llevar una buena relación con Calderón y a quien apoyó para que llegara a la presidencia con un grupo ciudadano.

"Los partidos son un filtro inverso: dejan pasar la porquería y bloquean la grandeza, (porque) hay gente magnífica en México, (pero) esa no pasa. Esa es la queja que tenemos", dijo Hinojosa, quien tiene una página en internet denominada http://www.tacheatodos.com.

Del lado de la academia y los intelectuales, el analista José Antonio Crespo ha sido uno de los que desde hace semanas se ha manifestado por la anulación del voto.

"No se trata como muchos han querido interpretar de quitar a los partidos, se trata de presionarlos para que reformen el sistema de partidos", dijo a la AP el investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas, y uno de los politólogos más citados en el país.

Los promotores del movimiento sostienen que la anulación del voto tiene un poder simbólico mayor que la abstención, porque no sólo muestra el descontento hacia lo que consideran falta de opciones políticas, sino porque queda plasmada en la boleta electoral.

"El voto nulo se oye y la abstención no", comentó Crespo.

Consideró que de lograrse un porcentaje importante de anulación podría obligar a realizar cambios, por ejemplo, para permitir la reelección continua de legisladores y alcaldes o que el financiamiento público a los partidos se otorgue en función no del porcentaje de la elección sino del número de sufragios.

Los mexicanos están llamados a acudir a las urnas el 5 de julio para renovar los 500 asientos de la Cámara de Diputados. El mismo día se realizarán elecciones legislativas locales en 11 de los 32 estados, y en seis de ellos también se votará por gobernador.

El porcentaje de votos nulos en las pasadas elecciones federales fue relativamente bajo (2,51% en los comicios para la cámara baja), aunque ahora esperan que pueda llegar hasta un 10%.

El IFE inauguró el lunes un foro de promoción del voto con llamados de los líderes de los diferentes partidos acudir a las urnas y sufragar por alguno de los candidatos.

"No votar o anular el voto es quedar al margen de la conformación del Poder Legislativo y de la vida institucional que con tanto esfuerzo hemos construido miles de mexicanas y mexicanos", dijo el presidente del IFE, Leonardo Valdez.

Apenas el domingo, en una editorial en su semanario, la Arquidiócesis Primada de México consideró que la anulación del voto sería "una verdadera irresponsabilidad".

En internet:

http://www.tacheatodos.com

http://www.votaenblanco.org.mx

http://www.anulatuvoto.org.mx

mexicovotonulo2009.blogspot.com

08-Jun-2009 Horizonte político, José A. Crespo, Masoquismo electoral

Mientras el abstencionismo refleja inconformidad, desmovilización y hastío, el voto nulo implica deseo de expresarse, de hacer visible la inconformidad, de presionar al sistema de partidos para que se abra y democratice. Con todo, un argumento muy persuasivo y recurrente de quienes promueven el voto partidista (es decir, por alguno de los partidos registrados, nos gusten o no) es que no será eficaz.
En primer lugar, dicen, porque la Cámara baja de cualquier manera se instalará con sus 500 diputados. ¡Pues qué mejor! Al menos en lo que a mí respecta, lejos estoy de pretender que no se instale dicha Legislatura, la cual espero sea lo suficientemente perceptiva para entender el descontento ciudadano y la actual crisis de representación política, y actúe en consecuencia con el fin de superarla. Pero también creo que, para que eso suceda, debe enviárseles un claro mensaje de inconformidad (que no se potencia con la abstención ni con el voto partidista).

miércoles, 10 de junio de 2009

Políticos contra el voto nulo Editorial EL UNIVERSAL El Universal Viernes 05 de junio de 2009

¡Celebremos! Los partidos políticos por fin se unen para afrontar un mismo tema. En coro, repudian la posibilidad del voto anulado el próximo 5 de julio. Más que el abstencionismo, les alarma la voluntad activa de un grupo de ciudadanos que acudirían a las urnas para rechazar a todos los candidatos.

Andrés Manuel López Obrador, Germán Martínez Cázares, Carlos Navarrete, Emilio Gamboa, Jesús Ortega, Santiago Creel, César Duarte, todos ellos líderes de las principales fuerzas electorales del país, criticaron a quienes desde la academia, los medios de comunicación y las calles proponen decir “no” a la clase política.

Arguyen que rechazar a sus candidatos atenta contra las instituciones democráticas y el sistema de representación que enarbolan los partidos. Deberían preguntarse si no se requiere de valor cívico para ir a las urnas a manifestar la insatisfacción.

Pero la conveniencia o efectividad de la anulación del voto no es el tema de este editorial. Es más bien preguntar a los políticos: ¿qué opciones encuentran cerradas los ciudadanos como para rechazar todas las opciones partidistas? ¿Por qué descalificar a quienes impulsan esa iniciativa en vez de intentar comprender las razones que la motivan? Algunas pistas:

Para poder competir por un cargo de elección popular en este país hay que pasar por demasiados filtros. Los legisladores cerraron la entrada a nuevas fuerzas políticas hasta 2012 y se aseguraron de no permitir las candidaturas independientes. Pareciera que la opción que queda es ser postulado por un partido ya existente sólo si se es líder de una clientela, familiar de algún influyente o poseedor de una fortuna. Las estructuras autoritarias partidistas aplastan las aspiraciones de participación del ciudadano común.

Frente esta realidad, los líderes de los partidos políticos tendrían que estar discutiendo alternativas para que la gente no tenga que recurrir al voto nulo, en vez de sólo desgarrarse las vestiduras.

Entrevista Javier Solorzano a Gabriel Hinojosa

http://javiersolorzano.radiotrece.com.mx/wp-content/themes/freicurv_v1.5/images/javier_solorzano_background.jpg
ENTREVISTA CON:
GABRIEL HINOJOSA RIVERO.
CARGO: COORDINADOR DEL MOVIMIENTO “TACHE A TODOS”.
TEMA: ES PROMOTOR DE ESTE MOVIMIENTO QUE TIENE COMO FIN LA ANULACIÓN DE LA BOLETA ELECTORAL EN LAS ELECCIONES DEL 5 DE JULIO?

Insiste Hinojosa en anular el voto Defiende la campaña “Tache a todos”

El ex presidente municipal de Puebla llama a que las próximas elecciones del 5 de julio los ciudadanos realicen el voto blanco

Gabriel Hinojosa Rivero, líder del movimiento ciudadano Gobierno de Segunda Generación (G2G), defendió el programa “Tache a todos” — convocatoria para anular el voto en las próximas elecciones—, con el argumento de que no se entorpece la democracia, ya que nada más es un llamado a los legisladores a que cumplan con los ciudadanos.

En conferencia de prensa Hinojosa Rivero señaló que las acusaciones que ha tenido por parte de los partidos políticos, como Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), Revolución Democrática (PRD), e incluso de la misma iglesia son falsas pero es señal de que su movimiento está funcionando.

Opinión voto nulo - Milenio diario

Organizaciones No Gubernamentales como Vota en Blanco, Para Políticos Nulos Votos Nulos, Anúlalos, Yo Anularé mi Voto y Tache a Todos, están más que activas promoviendo la cancelación del voto. Y lo hacen principalmente a través de páginas web, blogs, redes públicas como Facebook y My Space y videos en YouTube.

Cada día hay más académicos e intelectuales que se están sumando a estas propuestas políticas. Aquí en Puebla, el expresidente municipal panista Gabriel Hinojosa encabeza la organización Tache a Todos. “Los partidos políticos tienen un monopolio del acceso al poder y están poniendo el bien de la comunidad en la cuarta prioridad, porque primero están negociando sus intereses personales.”

Es Gabriel y es primo del presidente de la República –sus madres fueron hermanas–, pero los reclamos sociales siguen subiendo de tono, ante la torpeza e ineptitud de partidos y candidatos.

La campaña para anular el voto elevará 10% el abstencionismo, prevé Hinojosa

Gabriel Hinojosa Rivero, líder del movimiento ciudadano Gobierno de Segunda Generación (G2G), aseguró que la campaña para promover la anulación del voto podría incrementar hasta en un 10 por ciento más de lo pronosticado en los índices de abstencionismo el próximo 5 de julio.

Después de librar una posible penalización de parte de autoridades electorales en la entidad, por promover su campaña "Tache a todos", el ex presidente municipal aseguró que la promoción de la anulación del voto ha impactado principalmente entre las redes sociales que circulan por Internet.

PROPUESTA DE PLIEGO DE REFORMAS AL SISTEMA ELECTORAL

www.tacheatodos.com

PRIMERA PROPUESTA DE

PLIEGO DE REFORMAS AL SISTEMA ELECTORAL

Movimiento G2G


I. MÁS OPCIONES A LA CIUDADANÍA:

a) Candidaturas ciudadanas o partidos municipales con requisitos razonablemente accesibles. Bajar barreras de entrada para que la ciudadanía tenga más mejores opciones a votar.

b) Segunda vuelta electoral con dos finalistas lo que permitirá que uno tenga la mayoría y con ella el apoyo ciudadano. También propiciar que se hagan coaliciones con otras opciones que hayan participado en la primera.

c) Implementar en la boleta la opción de voto en blanco para ejercer el voto sin tener que apoyar a un candidato obligatoriamente. Es un derecho ciudadano.

II. CANTIDAD Y COSTO DE CONGRESO:

a) Bajar el número de los congresistas. De 500 a 300 diputados y de 128 a 64 senadores

b) Que paguen sus impuestos como todos los mexicanos

c) Establecer reelección en los representantes de la sociedad o sea legisladores y regidores para que se motiven a hacer un buen trabajoy aprovechar la experiencia de los mejores.

III. DEL IFE Y LOS PARTIDOS:

a) Asignar prerrogativas a los partidos, en proporción de los votos obtenidos en relación al 100% del padrón electoral y no solamente al porcentaje de personas que asistieron a votar.

b) Ciudadanizar 100% el IFE, que regrese a ser un organismo autónomo, quitando toda injerencia de los partidos. No se debe ser juez y parte.

c) Reducir el costo total del sistema de partidos a niveles comparables a otras democracias que funcionan aceptablemente.


Esta es la propuesta del Movimiento G2G y esta abierta para enriquecerla por medio de la participación de la ciudadanía.


Gabriel Hinojosa Rivero hinojosa@movimientog2g.org www.tacheatodos.com


Carlos Loret de Mola Historias de reportero 04 de junio de 2009

Nerviosos y erráticos han respondido políticos de todos los partidos a la decisión de mucha gente de anular el voto. Este reportero, como fue expuesto ayer en EL UNIVERSAL, se decidió desde 2006 a acudir a las urnas para tachar por completo la boleta y ha decidido hacerlo de nuevo en cinco semanas. No me interesa invitar a nadie a hacer lo mismo ni formo parte de algún grupo u organización que esté promoviendo el voto nulo, y no me interesa. Lo bonito es que cada quien vote como le dé la gana, pero que vote.

http://www.eluniversal.com.mx/columnas/78529.html

Polémica latente: ¿anular el voto? El Universal

Dejar la boleta en blanco o tachar más de un candidato es la manera de nulificar el sufragio.

Ante la polémica sobre si se debe anular el voto o no, surge una duda: ¿qué es un voto anulado?



Según el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) es "aquel expresado por un elector en una boleta que depositó en la urna, pero que no marcó un solo cuadro en el que se contenga el emblema de un partido político, el de una coalición o el de los emblemas de los partidos coaligados".

Esto quiere decir que si se tacha más de una opción o ninguna, el voto será anulado, según esta definición, contenida en el artículo 227, párrafo segundo.

Por otro lado, para determinar la validez o nulidad de un voto, el Cofipe primero señala que un sufragio será válido "por la marca que haga el elector en un solo cuadro en el que se contenga el emblema de un partido político, el de una coalición o el de los emblemas de los partidos coaligados". Los votos que no se hagan de este modo serán nulos, y los votos emitidos a favor de candidatos no registrados se asentarán en el acta por separado (artículo 230).


http://www.eluniversal.com.mx/notas/602564.html

Una nueva acción de resistencia política comienza a despertar a México y está instalada en la mente de los electores. Se llama voto blanco.

Una nueva acción de resistencia política comienza a despertar a México y está instalada en la mente de los electores. Se llama voto blanco.

http://www.reportebrainmedia.com/content/la-evolucion-mexicana

Imagen de articulo

Vota por papanatas

Vota por papanatas
http://votaxpapanatas.wordpress.com/quien-impulsa-a-papanatas/
detrasde4

La campaña “Tache a todos” no está al servicio de ningún partido político. Gabriel Hinojosa

La campaña “Tache a todos” no está al servicio de ningún partido político. Gabriel Hinojosa
jue 04 de junio, 2009 - Periódico digital
  • El Grupo de Segunda Generación (G2G) rechazó que su campaña que convoca a la anulación de las boletas electorales el próximo 5 de julio, esté al servicio de algún partido político.
El dirigente de este grupo social, el ex edil de Puebla, Gabriel Hinojosa Rivero, resaltó que la estrategia es parte del sentir ciudadano que está totalmente decepcionado de los partidos políticos y sus gobernantes.

Dijo que de acuerdo a las proyecciones en su poder, los cálculos de la anulación del sufragio a través de su campaña “Tache a todos” podrían representar el 10% de los votos.

Hinojosa Rivero sostuvo que los partidos políticos y sus candidatos solo han demostrado que se ubican en una fase de soberbia y negación; sin embargo adelantó que esa actitud será reprobada el día de las elecciones, ya que un porcentaje alto decidirá anular el voto.

Finalmente el dirigente del G2G expuso que su campaña no contraviene la legislación electoral como se ha denunciado.


http://www.periodicodigital.com.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=91318

Visita nuestro canal en you tube

Visita nuestro canal en you tube
http://www.youtube.com/tacheatodos

Reportaje en Televisa sobre el movimiento tache a todos

Vean el reportaje que nos hicieron en el programa de Denise Maerker: Punto de partida

http://www.tvolucion.com/noticieros/punto-de-partida/032971/entre-dos-tierras-punto-partida

Anulo porque puedo, quiero y ya no creo

Cuando varios millones de mexicanos consideran la posibilidad de acudir a las urnas para anular el voto, algo está sucediendo.

"Luego se hacen como que nada pasa, ¡voy a anular mi voto para que les quede claro que estoy hasta la madre!"

Cada sociedad encuentra sus formas de protesta, de mostrar su hartazgo, de articular un ¡ya basta! Y la mexicana parece estarlo haciendo acorde con la realidad en la que vive. Anular el voto no es lo mismo que abstenerse, y si los tomadores de decisión en este país estuvieran escuchando, se darían cuenta. Pero no sé si eso es mucho pedir.

"Te invito a meditar sobre la diferencia existente entre anular el voto y permanecer en casa rascándose la panza. Si tú estás satisfecho con alguno, adelante. Yo voy a anular."

El 5 de julio se celebra en México el equivalente a elecciones intermedias en las que contienden candidatos a diversos cargos federales y locales. Salvo por algunos estados del país, en los que la elección de gobernador despierta el interés local (y el nacional por la proyección que ese resultado pueda tener a nivel federal), las elecciones intermedias no suelen provocar las mismas pasiones que, por ejemplo, la votación sexenal por Presidente. En esto no hay sorpresa: recordemos la imagen deteriorada de los políticos, la desconfianza de los electores y la poca vinculación entre legisladores y ciudadanos. Encuestas de los últimos años muestran que para los mexicanos, son los diputados, los partidos políticos y la policía quienes tienen la peor imagen. Resulta por tanto casi obvio que la elección de legisladores no sea del interés generalizado de una sociedad de por sí agraviada, aunque también cada vez más afirmada.

"Sí voy a ir a votar, precisamente porque me importa. Pero voy a anular mi voto, porque todos son una bola de corruptos. ¡No hay a quién irle!"

Las elecciones de este 2009 se están agitando más que las de algunos periodos anteriores. La posibilidad de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) triunfe muy por encima del gobernante Partido Acción Nacional (PAN); el desplome en las preferencias electorales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) tras la gran cantidad de votos que cosechó apenas en 2006 (con un candidato presidencial que se quedó a un palmo de la grande); la reforma electoral que desterró de radio y TV los contenidos "negativos" y la posibilidad de terceros de adquirir espacios; la irrupción más abierta de Internet como escenario de batallas (y el lodazal de campañas negativas burdas, poco ingeniosas y revanchistas). Esto sin contar el enfrentamiento del gobierno con el crimen organizado, la influenza A N1H1 y su impacto en la de por sí ya debilitada economía, etc. Ese es el México del 2009 que deberá salir a votar en unas semanas.

"Emitir un voto responsable e informado es imposible en este país, no votes con el 'corazón'. ¡ANULA!"

Sí se preveía ya una elevada abstención, por ser las elecciones intermedias, pero también porque partidos y candidatos simplemente no "prenden". Comenzó ahora a cobrar fuerza y a hacerse visible un movimiento a favor de la anulación del voto: no la abstención, sino la abierta anulación como forma de protesta. La encuesta más reciente, publicada por el diario Reforma para medir la intención electoral, coloca ya en un 10% el número de quienes consideran la posibilidad de anular el voto. Internet y sus mundos albergan múltiples manifestaciones en esta línea: jóvenes estudiantes que circulan viralmente vídeos youtuberos; discusiones apasionadas en Facebook; cadenas de correos electrónicos que invitan a sí acudir a las urnas, pero a anular el voto; sitios y movimientos como DHP* (Dejemos de Hacernos Pendejos, alguno de cuyos integrantes arguye que el voto nulo es propuesta más que protesta). Por supuesto los medios tradicionales (radio, TV y prensa escrita) han retomado esta discusión (y hay quienes dicen, no sin algo de razón, que la han alentado para cobrarle las facturas correspondientes a los políticos de siempre). Pero también en las sobremesas de quienes ni siquiera usan Internet con regularidad, la posibilidad de anular el voto es tema ya de debate.

"Votar por el menos malo es como comprar la fruta menos podrida del mostrador."

2009 encuentra en México una ciudadanía implicada de formas diferentes. Cuando alrededor de una cuarta parte de la población tiene acceso regular a Internet; cuando las problemáticas son crecientes; cuando los liderazgos formales parecen atrapados en la coyuntura y con poca perspectiva de futuro; y cuando los jóvenes y ciertos segmentos urbanos comienzan a alzar la voz, podrían estar sucediendo cosas nuevas. Aunque, podría también no suceder nada.

"Es muy congruente ser ciudadano y anular el voto.Todos los que no nos sentimos representados por ningún candidato, deberíamos ser escuchados, y tenemos el derecho consciente y pensado de anular nuestro voto."

El sistema mexicano tiene la maleabilidad suficiente para asimilar este tipo de disensos. Si quienes abogan por anular el voto lo ven como un fin en si mismo, si no se articula un movimiento civil a favor de una renovación integral, si no surgen liderazgos que brinden perspectiva, si el día de las elecciones el conteo no refleja la dimensión del voto nulo, la propuesta no será más que un chispazo de inconformidad manifiesta. Hay por supuesto también quienes rechazan la anulación del voto como solución: desde quienes apelan a la responsabilidad ciudadana, hasta quienes simplemente se decantan por la abstención ante una situación "que ya no tiene salida".

Esto de anular el voto es una moda que dejará muy mal sabor de boca, ya que muchos de la izquierda ilustrada, por jugar a la contracultura, le dejarán el juego completo a la derecha otros tres años....

Sea como fuere, cuando varios millones de mexicanos consideran la posibilidad de acudir a las urnas para anular el voto, algo está sucediendo. Pero tal vez no muchos estén escuchando. O no todavía.

* Gabriela Warkentin es directora del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México. Conductora de radio y TV, columnista en medios escritos y defensora del Televidente de Canal 22.

Interesante opinión de Fraile. Ernesto Aroche Aguilar | El Columnista

Primero fue un pequeño susurro, una voz perdida entre las páginas editoriales de los diarios, pero día con día la idea de anular el voto para dejar en claro que el sistema político ha perdido la representatividad de la sociedad ha comenzado a crecer como bola de nieve, usando su reproducción las redes sociales del internet pero también el boca a boca.

La ola llegó a Puebla, como el resto del país, lo mismo a través de espacios en internet como facebook, pero también en voz de algunos ciudadanos desencantados de la clase política, incluso entre aquellos que ya alguna vez ya fueron votados para dirigir la ciudad, como Gabriel Hinojosa Rivero, el primer presidente municipal en la capital poblana emanado del Partido Acción Nacional (PAN).

El tema no es menor, Sergio Cházaro, integrante del Consejo local del Instituto Federal Electoral (IFE) reconoce que la posibilidad de que la campaña impacte entre la ciudadanía y sume un número representativo podría poner en jaque primero al propio instituto y al mismo tiempo al sistema político en general.

Para el politólogo de la Universidad Iberoamericana, Raúl Rodríguez Cruz, el fenómeno representa “una nueva manera de manifestación del desencanto por la política y los políticos, es una manera de ejercer presión” por parte de la ciudadanía que está aprovechando además las posibilidades de intercomunicación que brindan el internet 2.0

lunes, 8 de junio de 2009

Historias de Reportero

Carlos Loret de Mola comenta sobre la anulación del voto. No es la primera vez que lo hace y el 5 de julio será una de tantas en las que este líder de opinión acuda a las urnas y anule su voto. Ejemplo de que la conciencia colectiva está despierta y alerta. La nota es interesante por lo que representa que alguien de manera abierta reonozca la neesidad de cambio, que además la exprese y la impulse, pero más importante que la lleve acabo.

El texto es tomado del diario El Uniuversal del día 4 de junio de 2009.

_________________________


¿Por quién voy a votar?

Mucho antes de la cita en las urnas, el 2 de julio de 2006, me quedó claro que ningún candidato era capaz de comprometerse con lo que me interesaba: la libertad de expresión... Al mediodía fui a la casilla y anulé mi voto. Lo volveré a hacer en cinco semanas. Aquella vez lo pensé mucho. Esta no tanto.

La experiencia más agria de la vida profesional de este reportero ha sido la cobertura de las elecciones (antes y después del 2 de julio) de 2006. Mucho antes de la cita en las urnas me quedó claro que ningún candidato era capaz de comprometerse con lo que me interesaba más que nada: la libertad de expresión.

Calderón, López Obrador, Madrazo intentaron usar las herramientas a su alcance para censurar, marginar, reprimir cualquier esfuerzo crítico. Era sorprendente verlos igualitos, a pesar de que juraban ser tan diferentes. Al mediodía fui a la casilla con mi esposa y mi hijo de 100 días de nacido y anulé mi voto. Lo volveré a hacer en cinco semanas. Aquella vez lo pensé mucho. Esta no tanto.

¿Voy a votar por el PRI, que ha mostrado que quiere regresar al poder no como un partido reformado en democracia, sino presumiendo que sus viejas prácticas eran las que funcionaban y ahora las puede ejercer con el aval de las urnas?

¿Voy a votar por el PAN, exhibido en su intolerancia, que ha optado por la renuncia de sus promesas de campaña, para transar políticamente con personajes de lo más turbio que ha ofrecido la historia reciente de México?

¿Voy a votar por el PRD? ¿Cuál de los dos? ¿El que tiene un pie en el PT y otro en Convergencia, que, como sus adversarios acérrimos del gobierno, ha sido exhibido en su intolerancia y ha optado por transar políticamente con (otros) personajes de lo más turbio que ha ofrecido la historia reciente de México? ¿Por el otro PRD, el formal, que llegó al dominio del partido por dedazo del TEPJF tras un cochinero de comicios?

¿Por Elba Eshter y Kahwagi? ¿Por el Niño Verde? ¿Por los renegados de Patricia Mercado, que no juntan votos pero sí presupuesto para ser partido cada seis años con nombre distinto?
No, gracias. Creo en la democracia, como dicen los teóricos, es lo menos malo que ha encontrado la sociedad para organizarse. Creo en la política. Es más, no creo que todos los políticos sean una porquería, pero sí muchos, y en cualquier caso, este reportero no se siente representado por nadie. Y por eso voy a ir a votar, a anular la boleta, para demostrar que el problema no es con la forma de organizarse, sino con quienes se las dan de organizadores.

SACIAMORBOS

50 balazos a camioneta de coordinador parlamentario. ¿Se supo?

El texto completo está en: http://www.eluniversal.com.mx/columnas/78513.html

sábado, 6 de junio de 2009

La ola abstencionista Héctor Aguilar Camín

Crece en prensa –en los diarios y en la radio, apenas en la televisión– el número y la calidad de comentaristas que abogan por abstenerse de votar en las elecciones de julio.
Sus argumentos comparten un rasgo común de hartazgo o protesta por los abusos de la llamada partidocracia.
Los críticos de la abstención aducen, con rigor, que es una forma de protesta que no lleva a ningún lugar preciso, en la que lo único seguro es desdorar aún más, si no debilitar al punto de quiebra, la legitimidad electoral del país.
Tiendo a pensar lo segundo pero la tentación de abstenerme crece conforme me asaltan desde distintos puntos del horizonte las campañas y sus candidatos. Si hubiera alguna forma de articular en una exigencia precisa de reforma la abstención activa, optaría por anular mi voto.
Creo que ni en los más convencidos perpetradores de la reforma constitucional electoral de 2007 queda alguna duda de que su reforma necesita otra.
Arrinconar a sus sucesores con el fantasma de la ilegitimidad por una baja votación, quizá termine obligándolos a la nueva reforma, pero quizá no. Desde luego la abstención no bastar para decir cuál es la reforma buscada.
Todos los abstencionistas activos estarían de acuerdo quizá en que el meollo de esa reforma debe ser quitar poder a los partidos y darlo a los ciudadanos.
Tres pasos en esa dirección pueden ser:
Primero, terminar con las candidaturas plurinominales, que deciden las burocracias partidarias, y dejar sólo las candidaturas de mayoría, que deciden los votantes.
Segundo, establecer la reelección, para obligar a los políticos a una relación permanente con los electores pues de ellos y de nadie más dependería su carrera.
Tercero, levantar por lo menos al cinco por ciento, el porcentaje de votos requeridos para que un partido sea reconocido como tal, dejando atrás el penoso espectáculo de organizaciones infrapartidarias que han sido fuente generosa de desprestigio y corrupción.
Otras reformas necesita la reforma electoral vigente: sobre el acceso a los medios de los ciudadanos, sobre la censura de la propaganda negativa, sobre la autonomía del IFE, sobre las candidaturas independientes.
Pero el hilo conductor acaso debiera ser darle poder a los ciudadanos, que sólo tienen su voto, y quitárselo a los partidos, que tienen todo lo demás.

http://impreso.milenio.com/node/8585592

viernes, 5 de junio de 2009

La contracampaña: yo anularé mi voto

No es el único que lo hará, pues este movimiento sigue en ascenso

ÁLVARO DELGADO

Ante la frustración de los ciudadanos que no encuentran una oferta electoral creíble, pese a la costosísima infraestructura de los partidos y los órganos electorales, en crecientes segmentos de la sociedad -sobre todo a través del instrumento de moda, las páginas de internet- se extiende una campaña, paralela a la de los partidos, para que el 5 de julio la gente acuda a las urnas y anule su voto. Entre quienes participan en ella hay de todo: jóvenes blogueros, políticos descontentos, analistas y ciudadanos que simplemente están, y así lo dicen, hartos del sistema…De la frustración, el resentimiento y el desprecio que concita el degradado sistema político mexicano emerge, desde vastas zonas del país, un movimiento de ciudadanos que convoca a poner un "hasta aquí" a los políticos, los partidos y la representación popular, como la Cámara de Diputados, a través de una acción insólita: ir a las urnas sólo para anular el voto. Se trata de un fenómeno espontáneo que empezó a tomar forma organizada en Puebla, en marzo pasado, y que se ha extendido con rapidez a varios estados de la República, sobre todo a través de páginas de internet y blogs y que se propone, en las elecciones del 5 de julio, lo que parece una paradoja estéril: reformar el sistema político mexicano repudiándolo. "Anulando el voto estamos diciendo que este sistema no funciona y queremos cambiarlo, y tenemos la esperanza de que el mensaje sea de tal manera fuerte e inevitable que fuerce a los políticos a entrar en una reflexión para reformarlo", explica Gabriel Hinojosa Rivero, dirigente del movimiento Gobierno de Segunda Generación (G2G), pionero de esta singular protesta, que ya le generó amagos de castigo en Puebla. "Rechazo a los partidos y sus candidatos, pero no a la democracia", aclara el movimiento "Tache a todos" que encabeza Hinojosa, quien con ese nombre lanzó una página de internet que expone las razones para anular el voto, instruye cómo hacerlo e inclusive convoca a un concurso de cartel y video con premios de hasta 21 mil pesos. Primo de Felipe Calderón, jefe del Ejecutivo, y primer alcalde del Partido Acción Nacional de Puebla capital, militancia a la que renunció en 2004, y aspirante a ese mismo cargo en 2007 con el apoyo del Partido del Trabajo, Hinojosa afirma que es preciso que haya candidaturas ciudadanas, reelección de legisladores, reducción de diputados y creación de partidos municipales.En este movimiento, aclara, nada tiene que ver Calderón: "Le tengo aprecio y respeto como pariente y como presidente también, pero queda claro que yo no estoy en su proyecto y tengo una trayectoria muy clara desde antes".–¿Han hablado sobre esto?–Sí, desde luego. Desde antes de todo esto él dijo: "Tengo gran aprecio por tu capital político en Puebla. Me da mucha pena que no lo insertes en mi partido, pero respeto profundamente que sigas tus propias convicciones". Él lo lamenta, pero respeta. Y yo lo aprecio y lo respeto a él.Este es un extracto del reportaje principal que publica la revista Proceso en su edición 1700 que empezó a circular el domingo 31 de mayo.